miércoles, 14 de mayo de 2008

Casino Cultural

Inicialmente fue un Palacete Barroco, construido en el siglo XVIII, en la Calle Mayor, propiedad de D. Francisco Javier Everardo de Tilly y Paredes, Capitán General de la Armada, muerto en Cartagena en 1795.

Como consecuencia de la creación en 1861 del Casino Círculo Cartagenero y su instalación en este inmueble, se acometen obras de remodelación y adaptación para su nuevo uso.

Las primeras obras fueron dirigidas por José Ramón Berenguer. A su muerte, en 1888, se hace cargo un nuevo equipo de arquitectos, entre los que destaca Victor Beltrí, el principal artífice del Modernismo en Cartagena.

La reforma mantiene el inconfundible estilo del palacio barroco, aportándole diversos elementos modernistas en su decoración.


El espacio interior se articula alrededor de un patio con claraboya, y destaca la escalera que sube a los pisos superiores, conservada posiblemente de la anterior edificación.

Todo el interior tiene una llamativa decoración modernista de flores y guirnaldas.
El vestíbulo.
Una puerta de cristales da acceso a esta dependencia. En su techo de artesonado pende una gran lámpara de bronce. Los zócalos están decorados con baldosín procedente de la fábrica sevillana de la Cartuja. La sillería es de origen austríaco. Unos cuadros con marinas y un tríptico del Campo de Cartagena, adornan las paredes.
La Fachada.
Original del siglo XVIII, su actual configuración se atribuye a Victor Beltrí. En la parte superior de la fachada con capitel geométrico hay cuatro medallones, que representan alegorías de las Artes, Ciencias, Guerra-Industria y el Comercio. La entrada principal da acceso al vestíbulo y al patio de columnas que soporta la claraboya central y al que confluye la escalera de los pisos superiores.
El patio de columnas.
La luz natural penetra en esta estancia a través de la claraboya central. También a mitad de la dependencia, hay cuatro columnas de mármol que además de soportar el corredor superior, le dan un característico aire de prestancia. Al parecer están inspiradas en las de F. Rogent, del claustro de la Universidad de Barcelona.
La Escalera Imperial.
Arranca del patio de columnas. Presenta un tiro central y dos laterales paralelos, provistos de escalones de mármol y balaustrada de forja. Su arranque está flanqueado por dos estatuas de bronce. Al fondo, en el segundo nivel, se encuentra otra figura también que representa al genio coronado por la Gloria.
La sala de Juntas.

Esta situada en una entreplanta, su decoración y disposición es reciente, si bien su mobiliario conserva la solera de esta institución.
La Biblioteca.
Magnífica sala situada en la parte superior del edificio. Una gran claraboya le proporciona una diáfana luz natural. En sus estanterías de roble se conservan unos 3500 volúmenes de los siglos XIX y XX, con apartado especial de autores cartageneros.

La Sala de Billar.
Antiguo Salón de tertulias. conserva una chimenea. Hay mesas de gran competición con calor eléctrico. Un precioso espejo y un cuadro de L. Frak Viena, presiden las paredes.
La bóveda de la caja de escaleras.

Es obra del decorador y fotógrafo, Ramón Amaré. Es un prodigio de luz y de decoraciones modernistas, que enmarcan puertas, ventanas y balcones.
Casino Cultural

No hay comentarios: