miércoles, 14 de mayo de 2008

Monumento al Icue

En el año 1969 se inauguró en Cartagena un monumento delicadamente ingenuo. Entrañablemente nuestro. Simpáticamente infantil. En el año 1969 se inauguró en el lugar más céntrico de nuestra ciudad el Monumento a "EL ICUE".

No se trata en este caso de un homenaje a ninguna persona determinada. Por el contrario, en ese zagalico descarado que aparece encaramado sobre unos bloques del rompeolas y con un aladroque en la mano, con un pececillo recién sacado a la mar, se nos ha querido representar a todos nosotros.

"EL ICUE" simboliza a quienes hemos nacido en este hermoso rincón de nuestra Región del Sureste."EL ICUE" es en cierto modo, un testimonio tangible del paso por la vida de quienes hemos visto el Sol por vez primera a la orillica azul de la mar mediterránea.


El niño que preside ese monumento netamente cartagenero, es la materialización en duro bronce del recuerdo de un chiquillo que acumula en sus metálicas entrañas nuestras más genuinas cualidades raciales e históricas. Ese niño no tiene nombre, pero aquí todos le llamamos "EL ICUE", y es que, desde tiempo inmemorial los cartageneros hemos llamado "EL ICUE" genéricamente al golfillo callejero que jamás ha pisado las aulas de un colegio, y que brujulea sin rumbo fijo por los tinglados de la lonja, de la estación de ferrocarriles, o por los muelles del puerto.

Se le ha llamado siempre "ICUE' al zagal desvergonzado pero nunca mal intencionado que se baña tan desnudo como un pez arrojándose al agua desde los bloques de hormigón y las rocas del rompeolas en el faro de La Curra, o en el de Navidad allá en la mismica bocana.

El "ICUE" es en fin de cuentas, ni más ni menos que un chiquillo cartagenero. Y los cartageneros estábamos en deuda con nosotros mismos a la hora de tener un recuerdo para aquella añorada e irrepetible infancia. En el año 1969 se inició un movimiento en Cartagena para erigir un monumento a "EL ICUE". Se encargó la estatua al escultor cartagenero Manuel Ardil, la cual se colocó en el cruce entre las calles del Carmen, Jabonerías, Puerta de Murcia y Santa Florentina. Y allí sigue graciosa e ingenua para admiración de propios y extraños visitantes.

Se inauguró en el año 1969.
Monumento al Icue

No hay comentarios: