martes, 13 de mayo de 2008

Baterías de Santa Ana

He agrupado aquí a lo que en realidad son dos baterías diferenciadas, pero ambas con el mismo nombre: Santa Ana Complementaria y Santa Ana Acasamatada, que están a unos 55 metros una de la otra. Se encuentran en la carretera a Cala Cortina, pasadas las de San Leandro y San Isidoro y Santa Florentina, muy próximas a la citada playa de Cala Cortina.
La primera de ellas, Santa Ana Acasamatada se encuentra en la punta del saliente de Santa Ana y tuvo su origen en el Fortín de Santa Ana, de principios del siglo XVIII. Con el plan O'donnell, dicho fortín es reedificado, dándole forma de castillete, con gran número de aspilleras para disparos de fusil.

A finales de 1874 esta batería estaba artillada con 6 cañones de hierro de un calibre de 16 centímetros y otro cañón de bronce de 9 centímetros de calibre. A finales del siglo XIX se construyen las 6 casamatas con bóveda "a prueba" que componen la batería, construidas de hormigón y enterradas, revestidas en su superficie por tierra.
Tras la Guerra Civil continúa en servicio con los mismos 6 cañones y otros dos que se habían agregado, de 57 mm.
Es desartillada en 1956, estando en la actualidad fuera de todo uso y destruida en gran parte, aunque aún se conserva bastante bien (no sabemos por cuánto tiempo) su estructura en forma de castillo.

La segunda de las baterías, la de Santa Ana Complementaria, se encuentra en la cima de una colina a unos 26 metros de altura, junto a la playa de La Cortina (en la parte Noroeste).
Comenzó su construcción en 1888, terminándose a mediados de 1895. Cruzaba su fuego con la vecina batería de Trincabotijas, en la orilla opuesta de la cala.
Fué artillada con 2 cañones Krupp, de acero, de 30,5 centímetros de 12.000 metros de alcance. En 1916 se reforzó con otros dos cañones de 57 mm. de tiro rápido, los cuales fueron desmontados en 1948 y enviados a la ciudad de Tarifa, en Cádiz junto con otros dos cañones de la batería de Trincabotijas.