lunes, 19 de noviembre de 2012

Senderismo: del Castillo de Galeras a La Podadera




       La ruta de hoy ha sido muy interesante, pues a la práctica del senderismo se han unido dos circunstancias muy especiales: primero, que hemos podido entrar en el único castillo de Cartagena que es todavía militar ya que aún permanece en activo (aunque por poco tiempo) y por tanto se necesita un permiso especial para visitarlo y verlo por dentro.

    Además, hemos recibido una muy interesante e instructiva charla a cargo del historiador y escritor cartagenero Juan Mediano Durán (autor de 20 libros sobre la Historia y las gentes de Cartagena), el cual nos ha explicado la historia del castillo donde nos encontramos (Galeras), y del entorno que lo rodea, salpicado con un montón de anécdotas y datos curiosos.

    El día también es radiante y, aunque a primera hora
hace un poco de fresco, a poco que empieza a levantar el sol nos obliga a ir desprendiéndonos de la ropa de abrigo (no parece que estemos en el mes de Febrero, pero como ya he dicho en otras ocasiones, aquí el invierno es así).

    Hoy no hay que trasladarse en coche, pues partimos desde el punto de reunión, en la explanada del Pryca, tomando a continuación la Rambla de Benipila, que pasa junto a este lugar. Seguimos la rambla hasta llegar a la entrada de la Empresa Nacional Bazán, y casi todo el tiempo vamos junto a una parte de la muralla de Carlos III que aún se conserva.

    En la puerta de Bazán, tomamos la carretera asfaltada que lleva hasta el faro de Navidad pero un poco más adelante la dejamos, cogiendo otra carretera militar que sale a la derecha. Esta es la que habitualmente está cortada al tráfico de personas y vehículos pero que hoy nos han abierto para nuestra excursión.

   Conforme subimos por esta serpenteante carretera (por cierto recién asfaltada) se nos van abriendo las vistas del Puerto de Cartagena y el Arsenal Militar y de toda la ciudad de Cartagena al llegar a la cima de Galeras. Lástima que el día esté brumoso y las fotos no hayan salido nítidas, pues las vistas de Cartagena desde aquí son excelentes.

   En el castillo de Galeras, como digo, oímos la charla de Juan Mediano que nos habla (entre otras muchas cosas) de un cartero que conquistó el castillo y le declaró la guerra a los alemanes; del bloqueo de las escuadras alemana,inglesa y francesa al puerto de Cartagena pero que la fragata Numancia se saltaba cuando quería; de la tumba del mariscal ingles Andrews Ross que está vacia porque alguien se llevó los restos sin que nadie lo supiera... y de otras muchas cosas.

   Almorzamos en el castillo y visitamos sus dependencias, con especial interés en las prisiones (para personal de tropa, pues suboficiales y oficiales eran recluidos en el otro castillo de San Julián) y las celdas de "castigo" para los presos más rebeldes.

   Apurados ya de tiempo bajamos de nuevo por donde hemos subido hasta llegar a una bifurcación a mitad de la bajada, tomando entonces el camino que sale a la derecha y que nos lleva a las baterías de San Fulgencio (o del Collado), que no visitamos, solo pasamos junto a ella, pero que no es muy grande y está medio escondida. Seguimos hasta la Batería y Acuartelamiento de Fajardo que tampoco podemos entretenernos mucho en ella, aunque también hubiera sido interesante pues estaba allí de nuevo nuestro historiador para comentarnos un poco lo que vemos, pero al final no pudo hacerlo por ir ya mal de tiempo.

   Por último visitamos, bajando de Fajardo, la batería de la Podadera que, según nos cuenta Paqui, se puede bajar por unos túneles hasta casi el nivel del mar (aunque obviamente NO bajamos). Desde aquí se divisan y nos cuenta Paqui las demás Baterías de Costa que componían el sistema defensivo del Puerto de Cartagena que era impresionante: visitad mis páginas sobre Castillos y Baterías de Costa de Cartagena (donde iré poniendo todas las que hay o había).

   Desde la Batería de la Podadera, volvemos por otro camino que rodea la montaña y pasa justo por encima del Fuerte de Navidad (en el faro del mismo nombre) y el Museo de Arqueología Marítima y vamos a salir a la Batería de San Fulgencio. Desde allí, tomamos una senda que pasa por los acantilados y que nos lleva al poblado de La Algameca. Seguimos por la rambla de Benipila y vamos a salir de nuevo a la puerta de la empresa Bazán y volvemos por la misma ruta que tomamos por la mañana. Son las 14.40 horas cuando llegamos a los coches para volvernos a casa.

   Como véis, hoy hemos vivido la Historia




Duración: de 4 a 5 horas, 10 km.aproximadamente.

Dificultad: fácil.

Altitud: Máxima 219 ms.

Consejos: recorrido circular, aconsejamos botas de treking, ropa cómoda, cámara de fotos, prismáticos agua, gorra para el sol.

Época: durante todo el año.

   Iniciaremos el recorrido desde los aparcamientos de Pryca dirección Sur hacia el campo de fútbol Cartagonova por la rambla de Benipila, al llegar al segundo puente el de La Cortadura lugar por donde se accede a la Empresa Nacional Bazán, tomaremos la carretera de asfalto hacia el faro de Navidad. A unos 500 metros encontramos a mano derecha otra carretera con una cadena que corta el paso a los vehículos y que conduce hasta el Castillo de Galeras. Desde el puente de Quitapellejos hasta el de la Cortadura llevaremos a mano izquierda la muralla de Carlos III que cerraba la Plaza y que parte desde el Castillo de Galeras. Por esta carretera sin desviarnos llegaremos hasta Galeras, después de visitar el Castillo y por la misma carretera descenderemos hasta un cruce con otra carretera de tierra que sale a nuestra derecha y que nos llevará hasta los acuartelamiento de Fajardo y la Punta de la Podadera. Esta carretera bordea toda la montaña.

   Durante todo el recorrido podremos observar las magnificas vistas de Cartagena y de todos sus Castillos y Fortalezas. También veremos el Carenero, el Muelle del Carbón (lugar donde hacen pétroleo todos los barcos) y el antiguo desguace de buques llamado "el Chale", con los dos tuneles submarinos de la guerra y que actualmente sirve para almacén. Una vez en la Punta de La Podadera veremos el magnífico panorama que nos ofrece el Mar Mediterráneo. Para el regreso tomaremos dirección Norte por una senda que bordea dicha fortificación y al llegar a un cruce de caminos y por una senda de pedriza nos dirigiremos hasta la Algameca Chica (desembocadura de la Rambla de Benipila) llamada popularmente "el Liang Champó". Desde aquí y sin dejar la Rambla en dirección opuesta a nuestra ida volveremos hasta el lugar donde iniciamos la ruta.

   La vegetación que encontraremos será matorral de espino bajo, pino Carrasco, tomillo, romero etc. En la rambla baladre y cañaverales.