martes, 13 de mayo de 2008

Turismo Cartagena - Castillos. Castillo de Galeras

Formando parte del proyecto de cuatro fortalezas defensivas de Cartagena, sobre las elevaciones que dominan la bahía y el puerto, el ingeniero Pedro Martín Zermeño diseñó las líneas generales del castillo de Galeras (1765), que se emplazaría en la cima del monte exterior hacia la bocana, y que sería denominado con ese nombre con referencia al emplazamiento de las galeras reales que, bajo el monte y al amparo del mar interior (mar de Mandarache), venían a hacer la aguada o de reparaciones.

La fortaleza fue diseñada sobre un cuadrado provisto de cuatro baluartes en sus ángulos, rodeado de un falso foso que defendía el recinto amurallado y al que se accedía mediante puente levadizo, para aislarlo en caso de conflicto bélico.

En su interior se situaron tres plazas de armas comunicadas, bóvedas para refugio de la tropa, víveres y munición, y elevados parapetos exteriores provistos de ventanas aspilleradas, que facilitan la visión y el uso de armas a través de sus troneras. Este fuerte de Galeras seria posición dominante para controlar la ciudad y sus astilleros, las baterías de poniente y el cinturón de murallas que enlazaba las distintas fortalezas, y que estaban contempladas desde lo alto. Sirve como protección para las construcciones que se obran en el Arsenal.


Será Francisco Llobet el que iniciará las obras del recinto amurallado de tres pies de grueso por doce de alto (84 cm de anchura por 338 cm de alto), mientras se decide el proyecto Galeras de Zermeño. Pero será otro ingeniero, Mateo Vodopich, el que realice el proyecto, siguiendo en todo los datos del ingeniero que realizara los primeros cálculos defensivos. Para abaratar los costes de las obras, se unen las de la fortaleza de Galeras y las de la Atalaya, habilitándose las rampas de subida para los materiales aprovechando que ambos castillos están proyectados en montículos próximos y asequibles desde tierra.

Durante mucho tiempo se mantuvo el criterio militar de que quien poseyera el castillo de Galeras seria señor de la plaza de Cartagena y su puerto; tal era su ubicación excepcional y elevada sobre la bahía.

El costo de las obras fue tasado en 2.110.380 reales, terminándose en sus partes principales en 1775, aunque se dilataron las obras dos años después, al incluir gran parte de las de la Atalaya próxima, lo que duplicó el costo calculado hasta su finalización en 1777.

Está considerado de estilo Neoclásico Ecléctico. De este castillo parte el cinturón de la muralla de Carlos III que, envolviendo la Plaza llega hasta el actual edificio del Gobierno Militar.

Desde este castillo se proclamó el "Movimiento Cantonal" con un disparo de cañón, el 11 de Julio de 1873.

Castillo de Galeras