miércoles, 12 de diciembre de 2012

Ruta de Senderismo por la Rambla del Cañar




   La única duda de hoy era saber si podríamos terminar la ruta sin mojarnos, pues estos días estamos inmersos en lo que los técnicos llaman una "gota fría", que se caracteriza por muy fuertes lluvias en breve periodo de tiempo, lo que provoca inundaciones y riadas y es que aquí en mi comunidad murciana (y en la zona del levante español) no llueve casi nunca, pero cuando lo hace ¡¡de qué manera!!. De hecho, cuando estoy escribiendo esto (23 de octubre de 2000) está cayendo una fuerte tromba de agua (hablan de 130 litros por metro cuadrado) que ha inundado el centro de Cartagena y está desbordando las ramblas de Benipila (la que pasa por mi pueblo, Molinos Marfagones) y El Albujón.

   Encima, la ruta de hoy es por una
rambla, por lo que si viene una riada tendríamos que subir al monte y esperar. Afortunadamente para nosotros, nada de todo esto ha ocurrido y al final hemos disfrutado de un estupendo día para el senderismo, fresco pero no frío y sin caer una gota de agua, aunque unos pocos kilómetros más arriba, en Lorca concretamente, se ha desbordado una rambla a causa del temporal y ha arrastrado un coche falleciendo dos de sus tres ocupantes.

   En cuanto a la jornada en sí, comienza desplazándonos en nuestros coches hasta unos invernaderos situados en las inmediaciones de Isla Plana, lugar donde desemboca la rambla del Cañar, y punto de comienzo.

   Seguimos el cauce seco de la rambla y la primera parada la hacemos frente a la Cueva del Caballo, donde Paqui nos explica un poco de su historia, que se remonta al Paleolítico (hace unos 10.000 años), cuando las vecinas aguas del Mediterráneo llegaban a ese nivel (135 metros sobre el nivel del mar actualmente). Enfrente, las paredes de Peñas Blancas se esconden tras una cortina de nubes también blancas que son las que nos amenazan con mojarnos.

   Continuamos rambla arriba, en terreno pedregoso e inperceptiblemente empinado, entre cañaverales, pinadas y algunos olivos. Nos cruzamos con algún que otro coche (ya que la rambla es transitable, excepto por el agua, que hace muchos años que no corre por ella) y con lujosas casas de campo construidas algunas junto al cauce de la rambla (desafiando a la Naturaleza) y otras un poco más en alto.

   Pasamos junto a una fuente de la que se dice que nunca ha dejado de manar agua excepto en un periodo durante la Guerra Civil española, cuando robaron la imagen de la Virgen que se guarda en la ermita situada un poco más adelante y sólo cuando devolvieron la imagen se reanudó el chorro de agua. Frente a la fuente, una casa de campo donde se traslada a la imagen de la Virgen el segundo domingo de Enero, para celebrar una romería donde siempre acude una multidad de personas para oir las cuadrillas locales ("cantos de pascua" como llamamos aquí) y degustar las especialidades culinarias locales: paellas, migas, embutidos (morcillas, longanizas y un largo etcétera).

   Llegamos a la Ermita de la Virgen de la Luz y paramos un rato para descansar y comer, aunque no podemos acceder al interior por hallarse cerrada.

   Tras la pausa, continuamos la marcha, volviendo sobre nuestros pasos, y a un centenar de metros de la ermita tomamos una empinada senda que parte de la orilla derecha de la rambla. Esta subida nos lleva a la cota de 390 metros aproximadamente, desde donde se pueden contemplar las formidables paredes de Peñas Blancas, aún entre nubes, el cauce de la rambla y los macizos montañosos de alrededor.

   Seguimos la senda y comenzamos la bajada que, rodeando la cumbre que hemos subido, por su cara Norte, nos devuelve a la rambla, al mismo punto de partida. Y ya seguimos rambla abajo (como en su momento lo hicieran las aguas) y volvemos de nuevo al "mar de plástico" que son los invernaderos (donde se cultiva el tomate "mazarronero"), lugar donde comenzamos la ruta a las 10 horas (ahora son las 13.50 horas).




EL RECORRIDO.
Duración: de 4 a 5 horas.
Desnivel máximo: 390, mínimo 20 mts. en el inicio de la marcha.
Dificultad: recorrido fácil un poco inclinado al llegar a la ermita.
Consejos: llevar zapato adecuado, agua, cámara de fotos y prismáticos, etc.
Epoca aconsejable: todo el año preferiblemente en los meses de Otoño y Primavera, en verano aumentar el agua.
EL RECORRIDO.    Iniciamos la marcha en Isla Plana, se llega por la carretera MU-6095 Cartagena - Isla Plana, a 1,5 Km. antes de Isla Plana junto al Camping Los Madriles, se inicia por una carretera asfaltada durante 1,1 Km. en dirección NE.

   Es zona de invernaderos. A 2 Km. nos adentramos en la Rambla del Cañar. El paisaje es distinto y este valle se encuentra rodeado de montañas.

   A partir de aqui andaremos por una pista de gravilla de rambla, al este se sitúa el Cabezo de la Panadera 370 mts. y al Oeste la Cumbre del Cabezo Hornos 304 mts., la vegetación que nos rodea es de cipreses, eucaliptos, pinos y en las ladera de la montaña palmitos y numerosas plantas aromáticas: tomillo, romero, lavándula, etc., principalmente en las zonas de más insolación.

   En las zonas de umbría se pueden ver restos de "carrascas" variedad de encina; pinos y plantas rupícolas en las zonas de rocas, en una curva de la rambla a la izquierda y algo elevada se encuentra la bóveda de la Cueva del Caballo. El lecho de la rambla es de grava y arena que indican la fuerza de las avenidas de esta.

   A unos 4 Km. se encuentra un manantial donde existe abundante vegetación, pinos, álamos, cipreses y reliquias de encinas, restos del antiguo bosque mediterráneo, cañas "adelfas" que indican la presencia de cursos de agua y otras plantas de cultivo, limoneros, granados, algarrobo, higueras, etc.

   La rambla se estrecha, cruzamos un pequeño acueducto de una tuberia de agua y desde este punto podemos contemplar una magnífica panorámica de las paredes de las Lomas de Las Carrascas, conocidas por el pico más alto "Peñas Blancas" de 629 mts. máxima cota del municipio de Cartagena. Esta zona es habitual para los escaladores e incluso aves rapaces suelen anidar en ellas.

   Pasado este punto pasamos por una pequeña aldea con casas cúbicas y una ermita, estas son tipicas del Campo de Cartagena, realizadas con los materiales de la tierra; roca caliza con argamasa de cal, techo plano, cubierta de cañizo con impermeabilizantes de pizarra conocida como "láguena", en esta ermita es tradicional una romería "La romería del Cañar" que se realiza el segundo domingo de Enero.

   Al Oeste tomaremos una senda frente a esta ermita y la subiremos hasta encontrarse con otro sendero que tomaremos a la derecha y continuaremos siempre a la derecha, este camino nos llevará de vuelta por un anexo a la rambla, pasando por debajo de unos cañaverales que la hacen muy atractiva. De nuevo en la rambla a la altura de la ermita realizaremos el recorrido de regreso por la misma rambla.