sábado, 5 de enero de 2013

Senderismo Galifa La Muela



    La ruta de hoy la voy a llamar "ruta del cuidado" porque ésa creo que ha sido la palabra que más hemos repetido en casi todo el camino. NO es un PR propiamente dicho y en algunas partes del recorrido ni siquiera hay senda.

    Por otro lado, cada día somos más los que nos echamos a andar por sendas y montes y, si en la anterior decía que era la más multitudinaria que había hecho hasta ahora, pues creo que hoy hemos batido de nuevo el récord de senderistas (de todas formas voy a ver si la presidenta me proporciona información para llevar una estadística).

   Hoy comenzamos nuestra marcha en el Polideportivo Municipal de
Galifa (pedanía situada en las proximidades del Portús, a unos 6 kilómetros de Cartagena), en cuyo aparcamiento dejamos los vehículos. El día es soleado pero hace bastante fresco a estas horas de la mañana y sopla una ligera brisa que agudiza la sensación de frío (también es verdad que en estas tierras no estamos muy acostumbrados al frío y a la lluvia, ya que lo que más nos castiga es el sol y el secano).

   Pasamos un tramo de carretera que, partiendo de este pueblo de Galifa (más concretamente de la carretera que va hasta el Portús), va a salir a la carretera que va de Cartagena a Mazarrón por las Cuestas del Cedacero, a la altura de la venta llamada "Entre dos Fuegos". Pero nosotros sólo la seguimos durante un centenar de metros y, tras cruzar una rambla, la dejamos por un camino que sale a la izquierda.

   Enseguida viene la primera y empinada pendiente por camino de tierra y piedras sueltas para llegar a la parte alta de las llamadas Balsas del Inglés, primera parada del camino, para explicarnos que desde allí se abastecía de agua a Cartagena, antes del Trasvase. Sólo se ve una, pero nos dicen que existen otros depósitos más grandes, subterráneos.

   Seguimos por esta cornisa, por una senda entre pinos, hasta llegar a otro claro donde nos reagrupamos. Existe allí un pozo (tapado) con algunas canalizaciones de agua que recogen las aguas de lluvia para llevarlas al citado pozo y que todo ello forma parte del sistema de abastecimiento de agua anteriormente citado.

   A partir de aquí es donde empieza la verdadera ascensión al macizo de la Muela, bordeándolo por su parte Noroeste y Sur. Iniciamos una senda entre una gran masa de pinos que apenas nos dejan ver otra cosa que los propios pinos. Con precaución para que el grupo no se disperse y se pierdan los de atrás. Como dije al principio, es en esta parte donde se pierde la senda y seguimos monte a través entre matorrales y esparragueras con agudas púas que más de un pinchazo nos costó. Subiendo todo el rato.

   Cuando ya empezábamos a dudar que aquello tuviera alguna salida (por supuesto que no los guías que ya habían hecho aquel recorrido, incluso dicen de haber abierto ellos esta ruta), he aquí que aparece la senda de nuevo (que viene de otras cornisas más al Oeste), pero que es la que nos llevará hasta la explanada que hay en la parte Sur del macizo de la Muela, justo donde paramos en una excursión anterior que hicimos del Portús a la Azohía.

   Por esta senda ya conocida del anterior viaje, bajamos hasta la Ermita de la Muela, donde paramos para comer y descansar un rato. Aquí el grupo se divide y unos prefieren bajar por el camino ancho y fácil que baja hasta la Granja Escuela "El Almendrico" y de allí a Galifa donde están los coches (todo ello, por supuesto, con un guía de la Organización), y los demás preferimos seguir la ruta por donde está prevista (entre otras cosas porque no la conocemos).

   Nos volvemos por donde hemos venido, subiendo por el camino que lleva a la explanada Sur, pero al poco de subir giramos a la derecha por una senda para seguir subiendo hasta las paredes. Al pie de las mismas, una escalera metálica nos va a facilitar la labor de escalarlas y nos va a llevar hasta la meseta superior.

   Todavía nos queda una ligera ascensión por esta meseta rocosa (llena por cierto, en las partes de tierra, de agujeros hechos por los jabalíes para buscar los bulbos de los que se alimentan) para llegar a los 551 metros que corresponden a la cima de la Muela, donde se encuentra el Vértice Geodésico y unas antenas que suponemos son de radio o teléfonos móviles (las famosas antenas de la Muela que se ven a gran distancia).

   Desde aquí, lógicamente, todo es bajada porque este es el punto más alto (por cierto este es el tercer pico en altitud de la comarca de Cartagena, tras el Algarrobo y Peñas Blancas). Gran parte de esta bajada es también monte a través, sin senda, hasta que llegamos a enlazar con otras sendas que transcurren por lo alto de varias cornisas y que, al final, van a enlazar con la senda primera que tomamos en la subida, la que nos llevaba por las Balsas del Inglés, por lo que la parte final del recorrido la hacemos por donde mismo hemos empezado.

   Han sido, en total unos 12 kilómetros de continuas subidas y bajadas y donde hemos pasado de unos 50 metros (Galifa está junto al Portús y no muy alto sobre el nivel del mar) hasta los 551 metros del mojón de la Muela. Pero, como todas las rutas y sendas que hacemos, vale la pena recorrerlos y admirar la belleza que nos rodea.





   Duración: de 3,30 a 4'30 horas.

   Desnivel: máximo 551 ms, en lo alto de La Muela.

   Dificultad: media alta.

   Consejos: llevar botas tipo treking, pantalón largo, gorra, agua ya que no encontramos ningún manantial hasta lo alto de La Muela. Este recorrido es circular con principio y fin en el mismo lugar.

   Epoca aconsejable: durante todo el año pero es más aconsejable en Otoño y Primavera.

      EL RECORRIDO:

   Comenzaremos nuestra ruta en el polideportivo de Galifa donde dejaremos los coches, tomaremos dirección Sur hacia las escuelas de Galifa y por un camino de tierra atravesaremos una plantación de limoneros que nos llevará a la carretera y a la izquierda iremos hasta una casa de madera en Los Díaz de Galifa y aqui comenzaremos el ascenso bordeando la casa por su lado izquierdo.

   Por este camino de tierra nos dirigiremos hacia el Oeste hasta ascender a la cumbre donde el camino se estrecha, para convertirse en senda que nos llevará hasta La Fuente Vieja lugar donde se suelen hacer acampadas. Dejaremos a nuestra derecha las Balsas del Inglés, antiguos depósitos de agua de Los Canales del Taibilla. Por esta misma senda nos dirigiremos hasta la Morra de Los Madriles , continuando por ésta hasta la Morra del Toscal y desde aquí daremos la vuelta a La Muela por su lado Sur, subiremos las escaleras metálicas hasta alcanzar la máxima altura, una vez aquí descenderemos por una senda hasta la Morra del Toscal, donde tomaremos la misma senda que traíamos.

    Siempre en dirección Este continuaremos por la senda que sale a máno derecha hasta la cota de 285ms. por esta senda llegaremos hasta la casa de madera que encontramos al principio de la ruta y volviendo por nuestros pasos hasta el polideportivo daremos por terminada la ruta.

No hay comentarios: