miércoles, 14 de mayo de 2008

Delfines (II)

Delfín Listado.

El delfín listado es un pequeño cetáceo de cuerpo esbelto (210 cm y 90 kg) que vive formando grupos constituidos por unas decenas de individuos.
Su cuerpo tiene líneas fuertemente hidrodinámicas y es fácilmente reconocible por su característica coloración gris pizarra en la región dorsal y blanca en la ventral, con los flancos surcados por una delgada franja o «lista» de color gris oscuro que parte del ojo y recorre todo el cuerpo hasta alcanzar el ano. Esta «lista» es la característica que da nombre a la especie y sirve para distinguirla de otros delfines.
Es, sin duda, el mamifero más abundante de
las aguas ibéricas y representa más del 60 por ciento de los cetáceos que aparecen varados en las playas. Sin embargo, en las últimas décadas la presión del hombre y la degradación del medio ambiente marino han reducido de forma sustancial sus poblaciones, especialmente las mediterráneas, y han puesto en entredicho su capacidad de supervivencia.
El delfín listado es un cetáceo de hábitos gregarios. Sus manadas son estables y alcanzan varios centenares de individuos. Sin embargo, el tamaño de las agrupaciones en las aguas atlánticas es superior al de las mediterráneas, probablemente como reflejo de un distinto patrón de distribución del alimento en las dos regiones.
A pesar de que el delfín listado puede alimentarse de una gran variedad de presas y es un depredador poco especifico, su dieta se basa en peces pelágicos y, sobre todo, cefalópodos. Muchas de estas presas viven a gran profundidad, pero el delfín listado aprovecha las migraciones verticales que éstas realizan para darles caza por la noche, cuando la oscuridad las acerca a la superficie. Por este motivo no es de extrañar que hasta un 80 por 100 de las presas que se encuentran en los estómagos de los delfines listados posean órganos luminosos.
En esta especie la reproducción se inicia cuando los individuos alcanzan una edad cercana a los ocho o nueve años, que se corresponde con una talla de unos 160-170cm. Los apareamientos se producen hacia el final del verano y, como la gestación dura algo más de un año, los nacimientos tienen lugar en otoño, alcanzando su máximo en septiembre-octubre. Como en el resto de cetáceos la madre alumbra únicamente una cría en cada gestación. El recién nacido mide algo menos de un metro, pero gracias a la gran riqueza nutritiva de la leche materna éste crece rápidamente y al final del primer año ya ha alcanzado una talla cercana a los 150 cm.

No hay comentarios: