miércoles, 14 de mayo de 2008

Turismo Cartagena Murcia - Ecosistemas de nuestro litoral (III)

Fauna.

La gran variedad de ambientes de la zona litoral hace que la riqueza de especies animales sea muy elevada, siendo los vertebrados los mejor conocidos.El estudio de algunos grupos de invertebrados, no obstante, ha permitido establecer la presencia de especies de gran interés.
Las islas del litoral murciano constituyen el hábitat de reproducción de aves pelágicas como la Pardela cenicienta (Calonectris diomedea) y el Paiño común (Hydrobates pelagicus), distribuidas en mar abierto fuera del período de cría. También acuden a criar a ellos las Gaviotas (Larus cachinnans), de distribución más amplia.
Los acantilados y roquedos costeros, por su parte, son utilizados para anidar por aves rapaces, como el Halcón común (Falco peregrinus) y el Aguila perdicera (Hieraetus fasciatus). Antaño debió hacerlo
también el Aguila pescadora (Pandion haliactus), hoy un visitante ocasional de nuestras costas.
Las zonas de matorral, tan extendidas en nuestras sierras litorales, albergan especies como el Conejo (Oryctolagus cuniculus), la Perdiz común (Alectoris rufa), y varias especies de reptiles, además de ser el cazadero de varias especies de aves rapaces y pequeños mamíferos carnívoros.
La verdadera joya faunística de estos matorrales es la Tortuga mora (Testudo graeca), presente en las sierras litorales de Lorca, Mazarrón y Aguilas.
La fauna de los arenales contiene dos especies de reptiles de gran interés, el Eslizón ibérico (Chalcides bedriagai), y la Lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus), adaptados, respectivamente, a enterrarse y correr velozmente sobre el móvil sustrato. Insectos como el coleópteo Scarytes o aves como el Alcaraván (Burbinus oedicnemus) son también característicos de los sistemas de dunas.
Pero donde sin duda se alcanza la mayor riqueza faunística es en los humedales costeros, representados en Murcia por el Mar Menor y sus salinas. Aunque las aves son el componente más llamativo, otros grupos faunísticos tienen en ellos representantes de gran interés, como el Fartet (Aphanius iberus), pequeño pez endémico del Levante español, o el coleóptero Megacephala euphratica, habitante de los saladares adyacentes a estos humedales y de distribución mundial muy restringida.
En cuanto a las aves, en el Mar Menor dominan las especies buceadoras y piscívoras, propias de aguas profundas, como el Cormorán grande (Phalacrocorax carbo), el Somormujo lavanco (Podiceps cristatus), el Zampullin cuellinegro (Podiceps nigricollis) y la Serreta mediana (Mergus serrator), todas ellas invernantes.
En las salinas, la existencia de un mosaico de charcas de distinta profundidad, salinidad y vegetación ribereña, posibilita una mayor riqueza ornitica. Entre las aves que invernan o hacen escala en ellas durante sus migraciones, destacan los Flamencos (Phoenicopterus ruber), el Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis), el Tarro blanco (Tadorna tadorna), la Garza real (Ardea cinerea), la Garceta (Egretta garzetta), y diversas especies de limícolos, como los archibebes, vuelvepiedras, chorlitos, chorlitejos, zarapitos, agujas, combatientes, correlunos y andarríos.
Las Encañizadas del Mar Menor, al sur de las Salinas de San Pedro del Pinatar, con amplias superficies de aguas someras, constituyen un hábitat idóneo para garzas y limícolos. En la época estival, varias especies de aves utilizan las salinas para criar, como el Tarro blanco (Tadorna tadorna), la Avoceta (Recurvirostra avosetta), la Cigüeñuela (Himantopus himantopus), el Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), el Charrán común (Sterna hirundo) y el Charrancito (Sterna albifrons). Alrededor de las salinas, los carrizales y saladares constituyen el hábitat de numerosos pajarillos como las lavanderas, carriceros, terreras, tarabillas, currucas y otros muchos.

No hay comentarios: