miércoles, 14 de mayo de 2008

Turismo Cartagena Murcia - Ecosistemas de nuestro litoral (I)

En la interfase entre mar y tierra se localiza uno de los ecosistemas más ricos y variados de nuestra región. Por encima de la zona de salpicaduras, la influencia marina se deja sentir muchos kilómetros hacia el interior, imprimiendo un carácter singular a las especies de fauna y flora que habitan en dicha zona.
El ambiente litoral se halla representado en la Región de Murcia a lo largo de sus 250 kilómetros de costa, de los cuales 73 corresponden a la gran laguna que constituye el Mar Menor. En el litoral mediterráneo pueden distinguirse dos sectores, producto de un origen geológico y modelado posterior diferentes. Entre
Cala Reona (Aguilas) y Cabo de Palos la costa es muy abrupta, alternando playas, calas y ensenadas con tramos acantilados, que alcanzan especial importancia entre este último cabo y la Punta de la Azohía.
Al norte del Cabo de Palos, la costa se torna baja, y entre ella y la depresión del Campo de Cartagena aparece el Mar Menor. Esta gran laguna hipersalina está cerrada por una flecha de arena de 21 kilómetros de longitud, La Manga, originada por la deposición de materiales finos arrancados de los relieves costeros por la acción de las olas, o aportados por cursos de agua, y movilizados por las corrientes litorales.
Esta barra de arena se apoya sobre relieves ya existentes, la mayoría de los cuales son cabezos de origen volcánico, lo mismo que las islas del interior de la laguna. Es frecuente que el viento movilice estas arenas una vez depositadas, dando origen a sistemas de dunas que cubrieron La Manga antes de su desarrollo como centro turístico, y que aún se conservan en su parte norte y en otros puntos del litoral.
En la periferia del Mar Menor, y en otros enclaves del litoral, existen lagunas de carácter residual, normalmente de reducida extensión, que el hombre ha transformado en salinas (San Pedro del Pinatar, Marchamalo, Calblanque, Punta Calera, Lo Pollo, Córcolas, Mazarrón). Algunas de estas salinas han perdido su utilización tradicional, o han desaparecido para su urbanización.

No hay comentarios: