miércoles, 14 de mayo de 2008

José Monroy (poeta)


Nació el día 25 de enero del año 1.837, siendo bautizado por el presbítero Gerónímo Moreno imponiéndole por nombre José Antonio Pablo Fulgencio Baldomero. Era hijo leg¡tímo de don Juan Evangelista Martínez Lesusa, natural de Pozo Estrecho y de doña María Catalina Monroy, natural de esta ciudad.

Desde bien pequeño, mostró unas cualidades excepcionales para el estudio. A los nueve años ya había obtenido tres medallas de premio en la Real Sociedad Económica de Amigos del País y traducía y escribía francés, como si en Francia hubiese nacido, según afirmaba su profesor Guido Montbrum.



El día 16 de mayo de 1.847, falleció su padre que era farmacéutico en Cartagena. Al quedar la familia con escasos recursos, la madre se fue a vivir con sus padres a Murcia, entrando como alumno Martínez Monroy en casa del profesor don Santiago Soriano. Cursó cinco años de filosofía con notas de sobresaliente obteniendo el titulo de bachiller.

Casó su madre en segundas nupcias con José María Pisotí, quien se portó como un verdadero padre con José al que llevó a Madrid en septiembre del año 1.852, para su ingreso en la Universidad Central, donde obtuvo las mejores notas.

Su estado de salud nunca fue bueno por lo que la familia regresó a Murcia, y de ahí a una casa de campo en La Palma poblado cercano a Cartagena.

Todo fue inútil, ya que agravado su estado volvieron a Cartagena, donde falleció en el segundo piso de la casa número 32 de la calle de San Diego el día 22 de septiembre del año 1.861, a la edad de 24 años, según consta en la partida de defunción firmada por el cura párroco don Andrés Facio Rolandi. En la fachada de dicha casa, existe una placa conmemorativa.

Su etapa en Madrid fue muy importante literariamente. A pesar de su corta edad consiguió grandes éxitos con sus conferencias en el Ateneo alternando con San Romá, Echegaray, Castelar, Canelejas, Moret y otros. Su sepelio fue una sentida manifestación de duelo, haciéndose eco de él publicaciones de Madrid.

El Ayuntamiento, acordó, que una calle de la ciudad se nominase Monroy, de acuerdo con la petición de los vecinos de la calle del Santo, antes del Cuerno, según escrito leído el día 11 de diciembre de 1.880.

Posteriormente, el año 1.926, con motivo de la inauguración de la Plaza de Jaime Bosch, se inauguró un sencillo monumento, con un busto de Monroy en bronce, obra del escultor José Moya.

Los restos mortales del poeta cartagenero, fueron inhumados del cementerio de Santa Lucía, al ser clausurado éste, y trasladados al de Nuestra Señora de los Remedios, el día 29 de octubre de 1.876, de lo que levantó la correspondiente acta el notario don Antonio González Saura. Allí reposan sus restos teniendo su tumba un monolito obra del escultor cartagenero Requena.

No hay comentarios: