viernes, 9 de mayo de 2008

Catedral Vieja de Cartagena (III)

LA EPOCA ROMANA: EL TEATRO
La ubicación del Teatro de Cartagena en la ladera Noroeste del Cerro de la Concepción facilitó la construcción del graderío de forma que la parte central de la cávea aparece excavada en la propia roca base mientras los flancos laterales se alzan sobre galerías abovedadas de obra (opus caementicium). La cávea tiene diámetro máximo de 87.90 metros y se articula longitudinalmente en tres sectores divididos a su vez transversalmente por escaleras radiales en cunei que permiten el acceso de los espectadores a sus respectivos puestos en la grada.

Dentro de la Catedral Vieja se ha podido documentar, tras las excavaciones de 1992-1993, la estructura de las galerías de la summa cavea. Esta última queda configurada por tres potentes muros curvos realizados en obra de caementicium con resaltes para apoyar las bóvedas que sustentarían las gradas superiores. El paramento exterior de la última galería está formado por un muro de obra revestido al exterior con sillares de arenisca almohadillados en opus cuadratum, creando pues una monumental fachada curva.
El acceso de los espectadores a la summa cavea se realizaría desde el exterior del edificio y a la media cavea a través de los vomitoria. En las excavaciones realizadas bajo el altar mayor de la Catedral Vieja se localiza uno de estos pasillos abovedados que arranca de la misma fachada curva y desemboca en el pasillo de circulación situado entre el graderío medio y superior. Tiene una longitud de 9.60 metros y una anchura de metro y medio. El pavimento está realizado con grandes losas de arenisca y tiene pendiente hacia la cavea. Este vomitorium y el simétrico localizado en el ángulo suroriental, en la acera sur de la calle Concepción, son los únicos que comunicaban el exterior del edificio con el graderío medio, pues la parte central del mismo al estar excavada en la roca no permitía este tipo de accesos.
La superposición parcial de la Catedral Vieja sobre estos restos del Teatro Romano, que hoy podemos contemplar como una de las mayores singularidades de este espléndido conjunto arqueológico, no es sino el resultado final de una compleja sucesión en el tiempo de barrios y estructuras de distintas épocas que han convertido este sector de la ciudad en un auténtico libro de Historia, escrita sobre todo a partir de sus testimonios materiales.
Visita la galería de fotos:

No hay comentarios: