martes, 26 de marzo de 2013

Senderismo Senda de Los Forestales

Hoy nos hemos alejado bastante de Murcia para hacer nuestra ruta (y mucho más de Cartagena, por supuesto), pues nos vamos hasta el Valle de Ricote a andar. Hemos tardado más tiempo en ir y venir en el coche que en andar; pero bueno, hay que ver todo lo que se pueda, y no vamos a estar siempre por los mismos sitios.

Salimos, por tanto, de Murcia y pasamos Archena, Ojós y Ricote y seguimos más allá, por la carretera B-15 hasta llegar a la altura de Cuesta Alta, en el kilómetro 9 de esta carretera y dejamos allí los coches, junto al camino.



Nada más parar el coche, y antes de bajarnos de él, nos sobrevuela un helicóptero del ejército, despacio y a baja altura y pienso si no vendrán a echarnos de allí.

Empezamos la marcha subiendo por este camino que lleva al sendero PR MU 58 (llamado Senda de Los Forestales), que para nosotros empieza  (y según la descripción del sendero, termina) un poco más arriba de donde nosotros hemos empezado a andar, en un cruce de caminos.

Hay un avión militar (tipo F18 o similar, posiblemente de la base de Albacete) que está todo el tiempo haciendo maniobras por esta zona, a gran altura (solo logro verlo en un par de ocasiones), pero su ruido no deja de acompañarnos durante un buen rato.

Caminamos subiendo en dirección nordeste y a nuestras espaldas, hacia el sur, queda la Sierra de Ricote, donde destaca el pico de Los Almeces, con sus antenas del repetidor de televisión, situadas a más de 1.100 metros de altitud.

A medio kilómetro de la salida, llegamos al collado de Los Cabezos Negros, a poco más de 400 metros de altitud, que va a ser el punto más alto que alcanzamos, y comenzamos a descender hasta llegar al punto más bajo, en la Rambla de Benito, pasando antes por otro collado: el de Los Colorados.

Por el camino, en ocasiones (cuando la pinada y la orografía lo permiten) se ve perfectamente, frente a nosotros, la vecina población de Abarán. Por la izquierda, las cumbres de la Sierra del Oro.

Al llegar a la rambla de Benito, por una senda que se vuelve bastante pedregosa por tramos, lo primero que descubrimos es una pequeña corriente de agua que transcurre por su cauce, con algo de brío. Hay una gran roca donde subimos para echarnos una foto para el recuerdo. Frente a nosotros, un poco más elevado y pegada a las paredes de la montaña, la casa del tío Perete, en ruinas, y junto a ella, algo que podrían haber sido cuadras para el ganado.

Llega el momento de decidir por primera vez si nos volvemos ya por donde hemos venido o seguimos rambla arriba para ver si hay salida. Lo que sí tenemos claro es que no vamos a seguir el PR hasta su comienzo, en el Albergue de la Sierra del Oro. De haber seguido un poco más abajo hubiéramos visto la Fuente de Benito, en la rambla.

Decidimos seguir por la arribla hacia el Oeste buscando algún sitio para salir de ella y volver hasta el comienzo de la ruta pues aún queda tiempo. Esta parte del recorrido es desconocida para nosotros y lo único que llevamos que nos oriente algo es el mapa de la zona.

Por la rambla, seguimos el cauce del agua que a veces desaparece para volver a aparecer más arriba. Hay cañizales y restos que indican que aquí ha habido más agua que la que hay ahora.

Cuando ya llevamos bastante recorrido rambla arriba, sin ver de momento ningún camino dirección sur para salir de la rambla y viendo que ahora sí tenemos el tiempo justo para dar la vuelta y llegar antes de que se haga de noche, decidimos por todos los votos a favor salvo uno en contra, volvernos por donde hemos venido.

No sabemos cuán cerca o lejos estamos de la salida, por lo que lo más prudente es volvernos y eso hacemos. Al día siguiente, mirando ya más despacio los mapas resulta que no estábamos muy lejos y que a unos 500 metros del punto nos dimos la vuelta, hay un camino que nos hubiera llevado hasta las casas de La Cuesta Alta y de allí la carretera hasta los coches. Pero aún así puede ser que hubiera alguna valla o accidente natural del terreno (llámese pared rocosa o arbustiva) que nos impidiera acceder hasta ese camino. De momento, nos quedamos sin saberlo.

Volvemos, por tanto, por el mismo camino, pero con más prisa que a la venida, para que nos se nos hiciera de noche por el camino. Tanta prisa que, incluso hacemos menos tiempo que en la bajada, y eso que ahora es todo el camino ascendiendo (bueno, casi todo el camino).

Ya de vuelta en el coche para casa, nos desviamos un poco de la carretera y paramos para visitar el Albergue Juvenil (antigua Casa Forestal) de La Calera, que tiene un mirador con excelentes vistas a todo el Valle y pueblo de Ricote y montañas adyacentes, destacando entre todo lo verde del valle, unas curiosas construcciones de colores que parecen lápices de colores gigantes y que parece ser una guardería llamada precisamente así Los Lápices .




Altitudes: Salida:  347 mts;  Máxima: 429 mts. mínima: 222 mts. ;  media: 310 mts.
Pendiente  Máxima: 28.8 %. Media:  10.2 %
Distancia:  9.4 ktms.



No hay comentarios: