domingo, 26 de mayo de 2013

Senderismo por el rio Chicamo



Vamos en busca del nacimiento del río Chícamo, en el Municipio de Abanilla, cerca de la pedanía de Macisvenda. La ruta la empezamos en otra pedanía de Abanilla, El Partidor (bueno, entre El Partidor y El Tollé), concretamente frente a la ermita de la Asunción, que queda a la izquierda de la carretera MU-9A y donde hay un pequeño espacio para dejar el vehículo.

Emprendemos el camino y tras una pronunciada bajada llegamos al cauce del río. Éste es nuestro primer contacto con el río Chícamo. En realidad el sendero PR MU-74 comienza más abajo, en la pedanía de Mahoya pero nosotros hemos decidido comenzarlo aquí (unos 3 kilómetros más arriba) para tener tiempo suficiente para hacer el recorrido previsto.

El río transcurre entre altas paredes de marga erosionadas por el agua que forman un paisaje singular, conocido como "bad-lands". En este enlace tienes más información.

Hay poca sombra por aquí y el sol aún está alto. Afortunadamente aún no es pleno verano por lo que todavía el calor es soportable. Aunque según el gráfico de la ruta vamos ascendiendo, no se nota en absoluto, y la única "dificultad" es la de atravesar el río hacia uno y otro margen, una y otra y otra vez, aunque en los puntos de cruce hemos encontrado puestas piedras que sirven para hacerlo. Como también el caudal del río no es muy grande, las piedras aún sobresalen del agua (otra cosa sería si llevara más agua).

Me llama la atención unas pozas de alcantarillado que de cuando en cuando nos encontramos, supongo que será (si es que realmente contienen una conducción interna de alcantarillas), de las pocas casas que nos vamos encontrando en las orillas del cauce, allá arriba, sobre todo, en el margen izquierdo.

Pasamos una zona llamada La Umbría donde hay unas casas-cueva para alquilar. Atravesamos un camino de hormigón donde hay algunas señales informativas y donde también se podría haber empezado la ruta, haciéndola bastante más corta.

Poco más adelante llegamos a la zona de El Cajer; dejamos a la derecha la Rambla Canelas y seguimos de frente. Unas señales nos advierten que aquí acaba el sendero controlado y nos aconsejan no transitar si ha habido fuertes lluvias.

Y es que aquí comienza el cañón o desfiladero, donde el río pasa en algunos puntos entre estrechas y altas paredes y donde no hay más remedio que mojarte los pies si no hay suficientes piedras para cruzarlo o están sumergidas. Ahora también se aprecia más el terreno ascendente.

Cerca del nacimiento hay una gran charca con una pequeña caida de agua donde puedes ver los fartets, una especie de pez de agua dulce pequeñito y que según los paneles informativos solo habita en este lugar en el interior de la Región de Murcia (aunque también se encuentran en las costas cartageneras) y que se alimenta de pequeños crustáceos, larvas de insectos y algas.

A unos 400 metros de este punto, río arriba encontramos su nacimiento, sin ninguna indicación, por lo que has de estar bien atento para verlo y no pasártelo (como nos sucede a nosotros).

Una vez visto el nacimiento del río, volvemos de nuevo por su cauce, ahora río abajo, por el mismo camino que hemos venido, aunque no exactamente pues vamos alternando pasar por uno u otro margen según nos parece más fácil hacerlo pues no hay una senda única y marcada para pasar (por donde sí que volvemos a pasar y mojarnos de nuevo es por el cañón).

Ya casi llegando al comienzo de nuestra ruta, en la cuesta de bajada (ahora subida), me asomo al interior de una de las muchas casas-cueva (en otros tiempos habitada) que puedes ver por esta zona.



Altitudes: Salida:  230 mts;  Máxima: 355 (357) . mínima: 211 ;  media: 235 .
Pendiente  Máxima: 17.7 %. Media:  8.1 % . Desnivel acum.: 148
Distancia:  12.93 ktms.



No hay comentarios: