jueves, 20 de febrero de 2014

Senderismo por El Puntarron

Dicen que "a la tercera va la vencida" y vengo a decir ésto porque ya en dos ocasiones mis
compañeros de senderismo de Murcia han subido a esta cima y en ambas ocasiones no pude acompañarles. A la tercera ocasión, pero ahora con los compañeros del CEX sí que he llegado a esta cima, bien conocida entre los senderistas murcianos: me refiero a El Puntarrón.

El autobús nos deja en una zona de aparcamiento junto a la carretera F-13 en el Puerto de El Garruchal, en el lugar señalado como La Venta en los mapas, poco más adelante del kilómetro 4 de esta carretera. Hay allí un gran búho que no pierde detalle de todo lo que hacemos.



Aunque poco más adelante, a la izquierda, sale una pista de tierra que nos llevaría a la cumbre, esa es la que vamos a usar para bajar así que ahora lo que hacemos es volver por la carretera asfaltada, en fila de a uno y por el margen izquierdo como está mandado, para rodear la montaña y ascenderla por su cara noroeste.

A nuestra izquierda queda otra montaña de forma cónica igual que El Puntarrón: el Cabezo Pascual, un poco más bajo que nuestro anfitrión. A nuestra derecha, las Granjas de Cavila que, aunque no las vemos, nos da en la nariz que están allí todavía... y funcionando.

Tras haber andado casi un kilómetro y medio por la carretera, y en un recodo de la misma, cogemos por una pista de tierra que hay en el margen derecho y ahí comienza la ascensión. Pronto dejamos esta pista y, aunque hay unos hitos de piedras indicando por dónde es la ascensión, una parte del grupo (entre los que me incluyo) seguimos un poco más adelante y comenzamos a subir monte a través por otro lugar.

A media altura de la subida nos juntamos con los del otro grupo que subieron por los hitos de piedra y que nos han ganado la "carrera" (posiblemente el camino sea más corto o esté mejor la senda). La ascensión es algo durilla y sin sendas, teniendo que hacer algunas trepadas en algunos puntos.

Ya casi llegando la cumbre alcanzamos la senda que viene de la cara Sur, del collado Olivares y ya el resto del camino hasta la cumbre es por esta senda. Pasamos junto a una gran sima a la que nos asomamos con precaución, cercana ya a la cumbre.

Finalmente, llegamos arriba y, casi que hay que hacer turnos para visitarla pues somos más de 50 personas y algunos más que ya estaban allí y en la puntiaguda cumbre no cabemos todos. Lo más plano que hay es una pequeña construcción cuadrada con unas planchas metálicas donde está dibujado y explicado el paisaje que nos rodea.

Nos agrupamos, como podemos, para hacer la foto del grupo (del montón) y bajamos enseguida, para dejar sitio a los que siguen llegando, y es que, aunque no es una montaña fácil de subir, parece ser que está muy concurrida y hay mucha gente con ganas de subirla y ver toda Murcia desde aquí.

Desde aquí arriba podemos contemplar casi todas las montañas de los alrededores de Murcia (Columbares, Mamellones, La Panocha, El Relojero, Murallas de King Kong...), aunque precisamente la que vamos a visitar después (el castillo de la Asomada) no se ve pues lo tapa El Relojero. También desde aquí,  las granjas de Cavila nos entran ahora por la vista y no por el olfato.

La bajada la hacemos por la senda (bastante empinada, que todo hay que decirlo) que va por la cara Sur y llega hasta el Collado Olivares. Desde éste, por la pista de la Sierra Cañisola (casi tan empinada como la senda), llegamos de nuevo a la carretera asfaltada, un poco más adelante del aparcamiento donde nos espera el autobús para llevarnos al comienzo de la siguiente ruta de hoy.





Altitudes: Salida:  129 mts;  Máxima: 386 (376). mínima: 86 ;  media: 191.
Pendiente  Máxima: 40.0%  Media: 13.5% Desnivel acum.: 302
Distancia:  5,06 ktms.