domingo, 16 de marzo de 2014

Senderismo por el Cabezo Negro, Horno y La Fuente

Organizada por CEX Cartagena, la ruta de hoy sube a 3 cumbres no muy elevadas,
para acabar pasando frente a las azules aguas de Calblanque. Son las cumbres del Cabezo Negro (que yo no conocía aún), Cabezo del Horno y de La Fuente, por este orden.

La salida de la ruta es desde la Fuente Grande de Los Belones, lugar bien conocido y transitado por mucha gente, tanto senderistas como ciclistas o corredores. De hecho, esta mañana bien temprano ya había allí gente y coches aparcados.

Por sendas y campo a través, nos dirigimos hacia la cara Norte del Cabezo Negro. Hacemos una pequeña parada en la Casa del Cabezo Negro, en ruinas, junto a la cual hay unos depósitos que parece ser que abastecen de agua potable a la Urbanización de Mar de Cristal.

Tras esta pequeña parada, comenzamos la ascensión al Cabezo Negro, por el cordal del mismo, que tiene orientación nordeste-sudeste, siguiendo algunas pintadas azules en las rocas, por los lugares de menos vegetación. En la cumbre hay un bloque cilíndrico de hormigón similar a un vértice geodésico, aunque no hay ninguna indicación de que lo sea.

Bajamos por la cara opuesta del cabezo, por una senda con bastantes piedras sueltas, bordeando un vallado, hasta las casas de Las Jordanas. Atravesamos la carretera que va a Cobaticas y seguimos de frente, por otro camino y luego senda, que comienza a ascender al Cabezo del Horno.

La senda no está muy bien definida, por lo que hay que llevar cuidado de no perderla, en especial por la gran cantidad de arbustos y vegetación. Toda ella transcurre bajo una extensa pinada.

En un pequeño claro del bosque de pinos, que deja ver el paisaje del Mar Menor, y ya casi llegando a la cumbre, nos encontramos la abertura de la llamada Cueva de los Mejillones: apenas un par de grietas a ras del suelo, hacia abajo. Hay que entrar por una pequeña apertura que, una vez que la pasas, se ensancha bastante, en lo que es el interior de la cueva. Hasta donde vimos, no es muy extensa, aunque supongo que en su día tendría más extensión que la actual. Por supuesto, que mejillones no vimos ninguno: supongo que el nombre proviene de que estuvo bajo el nivel del mar.

Tras la expedición espeleóloga, seguimos subiendo la senda hasta la cercana cumbre del Cabezo del Horno, en donde no hay sitio para todos. La bajada hasta el collado que separa este cabezo del cercano de La Fuente tiene una zona algo complicada porque hay que hacerla por zonas de rocas y gran pendiente. No es muy cómoda pero, afortunadamente, no es muy larga tampoco.

En las cercanías del collado se encuentra un pozo sin brocal alguno, junto al camino: hay que llevar precaución, aunque si no te sales del camino no hay peligro de acabar dentro de él.

Subimos a La Fuente por esta senda que va por la pinada desde este collado y enlaza con la senda que viene, por la derecha, directamente desde la Fuente Grande. El último tramo de subida, ya cercano a la cumbre, es por rocas aunque sin dificultad. Esta cumbre sí que es más amplia y aquí sí hay sitio para todos, por lo que aprovechamos para hacer una paradita.

Bajamos por la misma senda hasta el collado y desde aquí, a la derecha, sale otra senda que lleva, tras una larga bajada, primeramente hasta la rambla de Cobaticas y luego, siguiendo por ella, hasta la pista de tierra que une Cobaticas con las playas de Calblanque.

Siguiendo por esta pista llegamos a los aparcamientos junto a Playa Larga, y seguimos por el Mirador y luego hacia Playa Negrete. Seguimos por el GR-92, que asciende por la ladera Sur del Cabezo de la Fuente hasta llegar al collado, frente al antiguo Cuartel de carabineros, donde se separa el GR-92 del PR-1.

Nosotros seguimos por éste último, para pasar frente al Cuartel y las casas de Huncos, villa Arana y llegar finalmente de nuevo a la Fuente Grande.







Altitudes: Salida:  85 mts;  Máxima: 345 (336). mínima: 16 ;  media: 105.
Pendiente  Máxima: 46,8%. Media: 11,5%. Desnivel acum.: 657
Distancia:  13,15 ktms.